OAXACA, OAX, 04 de noviembre de 2016.- Si los oaxaqueños son sabios por naturaleza, por imaginativos y creativos, no solo inteligentes, y Oaxaca cuenta con vastos recursos naturales, por qué seguimos hundidos en la ignorancia y la miseria.

Por qué las más de las veces esa enorme genialidad demostrada históricamente y que, a través de generaciones de ilustres oaxaqueños ha contribuido a construir México, se utiliza para dañar

a los demás.

Prueba de ello, la ruta más importante del narcotráfico en América Latina pasa por Oaxaca tras los bombardeos nocturnos de cocaína sudamericana en la costa oaxaqueña hacia Cancún, Miami y La Habana.

El imperialismo yanqui ha permitido que el dinero del narcotráfico sostenga a la dictadura comunista de Fidel y Raúl Castro Ruz en la hermana república de Cuba, cuna del libertador José Martí.

Cuando el coronel Arnaldo Ochoa iba a hacer la denuncia internacional, Fidel lo asesinó, a pesar de ser héroe de la Guerra de Angola y compañero de armas desde la Sierra Maestra contra Fulgencio Batista.

Claro que frente a estas acciones criminales protegidas por el imperio norteamericano hay verdaderos garbanzos de a libra oaxaqueños, como el Embajador de México en Washington, Kay Sada.

La soberbia y mezquindad del entonces gobernador Diódoro Carrasco Altamirano impidió el crecimiento de Kay Sada en su tierra natal y evitó que en su momento fuera candidato del PRI a gobernador.

Saa nefasta actitud hizo mucho daño al PRI, a Oaxaca y a los oaxaqueños antes de refugiarse en el PAN. Sin embargo, la ciudadanía pasó la factura a su tío David Palacios al llevar a la alcaldía a Pablo Arnaud.

Esta introducción era obligada para entender que Oaxaca no ha logrado dar el gran salto al que está llamada históricamente por la actitud soberbia y mezquina de la mayoría de sus gobernantes y políticos.

La evidencia más pública y notoria es la estúpida guerra sucia iniciada contra el Gobernador electo Alejandro Murat Hinojosa en las redes sociales, acusándoles de actos de corrupción antes de tomar posesión.

Desde la dirección de Twitter @CastleGDM, quien supuestamente se hace llamar Giselle Dans Magno, escribe: “Contratistas de @SSO_GobOax priístas, indican que @alejandromurat ya les adjudicó, sin licitación, terminación de Hospitales. Igual que su Papá”.

Salvo prueba documentada en contrario, lo que bien puede considerarse una cobarde infamia soltada desde el anonimato, fue lanzada al ciberespacio el pasado miércoles 1 de noviembre a las 5.30 p.m.

Con la autoridad moral ciudadana de acudir a votar por Alejandro Ismael Murat Hinojosa el pasado 5 de junio le exijo de la manera más respetuosa que no permita infamias ni calumnias en su contra.

Con esa misma autoridad moral ciudadana al acudir a las urnas a sufragar a favor de Gabino Cué Monteagudo hace seis años, el 4 de julio de 2010, he sido uno de sus principales críticos desde el periodismo.

Frente a esta guerra sucia cibernética, Alejandro Murat está obligado a no dejar pasar estas agresiones a su honor y buena fama, porque sentarían un precedente negativo y sería mal ejemplo a seguir.

Exigimos al Gobernador electo que denuncie ante la Fiscalía General del Estado y la Procuraduría General de la República que la Policía Federal Cibernética investigue la acusación de corrupción en su contra.

Alejandro Murat no puede darse el lujo ni tiene derecho a fallar a los oaxaqueños como, lamentable y dolorosamente, lo hizo Gabino Cué, traicionado por el enfermizo afecto a sus amigos trocados en cómplices.

No pecamos de ingenuos para pasar por alto que se trata de una acción debidamente premeditada un día antes que su amigo el presidente Enrique Peña Nieto recibiera en Los Pinos a Alejandro.

Ciertamente, Alejandro Murat, está obligado a ser extremadamente escrupuloso en su desempeño como gobernador y no permitir abusos de sus colaboradores como el dado a conocer por nuestro compañero y amigo Alfonso Cruz.

@alfonsocruzoax informó en su cuenta de Twitter: “Dos armados a bordo de esta unidad dicen ser guaruras del “Cachorro”. Placas 803-ADP a ver si les interesa @ComSegPubOax @SSP_GobOax”.

De ahí que para identificar la mano negra que mece la cuna de la guerra sucia contra el Gobernador electo es menester preguntar como en las novelas policíacas clásicas: ¿A quién beneficia la infamia?

Paralelamente, también es obligado preguntar quién o quiénes tienen acceso a la Agenda del Presidente y del propio Gobernador electo, a fin que estuvieran enterados del encuentro con Peña Nieto.

Por supuesto que los ex gobernadores derrotados, razón por la cual aumentaron su odio contra el padre de Alejandro, José Murat, y equivocadamente lo hacen extensivo generacionalmente al Gobernador electo.

Si los ex gobernadores real o supuestamente agraviados por José Murat transfieren su odio contra éste a su hijo cometen un grave error al olvidar que sus propios yerros pueden ser facturados a sus hijos.

Una de los mayores crímenes es heredar generacionalmente el odio contra nuestros adversarios o enemigos sin reparar en el hecho que, a querer o no, esta actitud se nos revertirá y tendrá un efecto ‘bumerang’.

Ésta es en el México de hoy, contradictoriamente, una de las mayores estupideces en seres humanos verdaderamente geniales como los capos del narcotráfico al atentar contra la familia de sus enemigos.

El venezolano Rafael Clavel Moreno, El Buen Mozo, mató a Guadalupe Leija, esposa de Héctor Luis Palma Salazar El Güero Palma y a sus hijos, Nataly y Héctor, en Venezuela, por órdenes de los Arellano Félix.

Esta estupidez mayúscula del cártel de Tijuana abrió las puertas del infierno del baño de sangre que inunda a México por la violencia brutal que hasta ahora nadie ha podido cerrar en el mundo del narcotráfico mexicano.

Jamás olvidemos que en la guerra todos perdemos, sobre todo, miles de inocentes que estuvieron en el lugar y la hora equivocados en medio de la estúpida guerra contra el narcotráfico.