TUXTEPEC, Oax., 12 de noviembre de 2016.- Después de la retención de 15 personas en la comunidad de la Asunción Lachixila del municipio de Camotlan por un conflicto agrario entre habitantes, a través de la Secretaría General de Gobierno (Segego) y la Junta de Conciliación Agraria, se logró la liberación de los afectados durante las primeras horas del día viernes 11 de septiembre, después de la situación de violencia que se vivió en el lugar.

Los nombres de las personas que estuvieron retenidas por los habitantes de dicha comunidad desde el pasado miercoles en la población de San Antonio Las Palmas, fueron: Antonio Vargas Martínez, Javier Guitierrez Ramos, Silverio Cohetero Castro, Vicente Mateo Vidal, Angel Uziel González, Julio Cesar Gándara de la Rosa, Andrés Cerda González, Eligio Rosales, Salomón Sánchez Manzano, Ambrosio Aguilera Cruz, Tomas Herrerias Cabrera, Isaías Hernández, Mateo Reyez, Benigno Alemán y Elias Antonio Álvarez.

Cabe señalar que no todos los invasores pertenecían a dichas comunidades, porque se tiene el conocimiento que 11 eran pertenecientes al municipio de Tuxtepec, tres más pertenecientes a la comunidad de Arroyo Jabalí y uno más era ingeniero contratado por los ciudadanos que pretendían invadir procedente de la capital del estado.

La liberación se logró a través de una asamblea comunal iniciada el día de ayer en al medio día y concluída a las 4 de la madrugada hora en la que se deliberó la solución, con un diálogo amplio entre Sergio Mario Alamilla coordinador regional de la Segego, comunales, afectados y Espiridion Osorio Chávez como encargado de la junta de conciliación agraría, en donde se dejo en claro que la propieda comprendida por 2 hectáreas de terreno era 100% comunal y que los invasores no tenían documentos oficiales en donde se adjudicarán la propiedad, siendo que los legítimos dueños eran los correspondientes a la comunidad San Antonio Las Palmas.

Y en la misma asamblea los invasores que tenían horas dentro del lugar de forma ilegítima reconocieron, que se les había informado que la zona no tenía propietario, en donde además de reconocer su errór lograron salir de manera tranquila del lugar, por que las autoridades correspondientes estuvieron al pendiente de que la situación no se tornará más crítica de lo que ya estaba, para beneficio de los invasores y de los propios habitantes.

Por lo que la Segego reconoció también las buenas acciones de los habitantes que eran invadidos en la comunida de San Antonio, debido a que las tierras de las que pretendían ser dueños esas 15 personas, se encontraban dentro del polígono ejidal dispuesto en la carpeta básica de los comuneros y por resolución presidencial la retención de tales ciudadanos no paso a mayores, después de un diálogo abierto que duró horas.