Martes 15 de Noviembre del 2016.- En la antesala de la culminación del gobierno de Gabino Cué Monteagudo, sale a flote la escandalosa corrupción del administrador de la Secretaría del Trabajo de Oaxaca (SETRAO), José Manuel Guzmán Avendaño quien es hoy próspero empresario en el manejo de las ubers en la Ciudad de México.

En los seis años del Gobierno de Cué, la protección hacia Manuel Guzmán fue abierta, nadie, ningún secretario pudo mover al protegido de Gabino y socio en múltiples negocios, desde la compra de edificios, casas, terrenos, construcción de fraccionamientos hasta lotes de autos último modelo como el que se ubica a escasos 500 metros del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Oaxaca.

Una red de corrupción inimaginable, mientras más de 3 mil localidades en Oaxaca siguen en pobreza, con una grave crisis alimentaria, José Manuel Guzmán, en completa impunidad, se volvió multimillonario.

El funcionario de SETRAO es socio de la empresa UBER en la Ciudad de México, donde tiene a un grupo de choferes que trabajan en la referida empresa de transporte y no tiene ningún empacho en decir que gracias a su trabajo ha logrado ser un próspero empresario, vaya cinismo del funcionario de Gabino Cué.

En su lote de autos usados, ubicado a orillas de la carretera internacional rumbo a San Bartolo Coyotepec, a unos 500 metros de la entrada al Aeropuerto, cuenta hasta con Mercedes Benz y camionetas de lujo, el cual es un verdadero insulto a tanta pobreza de miles de oaxaqueños.

Con un presupuesto de 100 millones de pesos anuales, es inadmisible que en la SETRAO no haya ni siquiera sillas para que se siente el personal a laboral, ni insumos para trabajar, desde papel, plumas, hasta papel higiénico para los sanitarios, laboran en condiciones deplorables.

Guzmán Avendaño se ha dedicado también a la venta de plazas con trabajadores de confianza, en presunta complicidad con el titular de la Secretaría de Administración, Alberto Vargas Varela con quien otorgan las bases a cambio de un pago de hasta $200,000.00, un jugoso negocio que ha quedado al descubierto con la red de corrupción y quiénes la encabezan.

Otro negocio que sale a flote también es la comisión que Guzmán Avendaño les ha exigido a los fabricantes de uniformes y a quien le entregue la cuota de $30,000.00 les otorga el pedido y el beneficio financiero.

¡Es imperdonable! Claro que José Manuel Guzmán tiene a personal administrativo en SETRAO que se convirtieron en sus cómplices en los “negocios”, como el caso de Rocío Marín Jiménez, jefa de Recursos Materiales; Elizabeth Raquel Pinacho Luna , encargada de Oficina de Proyectos de Inversión y Sobeida Margarita Toledo López, jefa de Oficina de Recursos Financieros. Todas ellas son las que presuntamente falsifican formas y editan facturas por instrucciones del mismo José Manuel Guzmán Avendaño, con la advertencia que de incumplir sus órdenes, serán puestas de patitas a la calle.

¡Qué tal! Y ante tanta injusticia y corrupción, los trabajadores de la SETRAO tronaron este lunes contra sus “jefes”, Jorge Santos y José Manuel Guzmán Avendaño, el primero es el titular de la dependencia, pero al que mantienen con las manos atadas puesto que no le permiten correr al administrador, incluso, el mismo Gabino Cué lo protege y es intocable.

Los empleados muy molestos en un oficio que hicieron circular a los medios de comunicación, señalan que las condiciones en que laboran son deplorables, a pesar de que la SETRAO maneja un presupuesto de hasta 100 millones de pesos, no se ven reflejados en la instancia gubernamental.

Guzmán Avendaño anteponiendo sus intereses personales también afectó gravemente la operatividad de la SETRAO, y no se diga el Servicio Nacional de Empleo, que de estar en los primeros 10 lugares a nivel nacional, cayó al 32 sitio, una verdadera vergüenza.

Lo peor, es que una Secretaría que se supone es la encargada de velar por el bienestar de los trabajadores, es la principal en violar todos los derechos laborales de los mismos, violentan la Ley Federal del Trabajo en su artículo 132, trastocando los derechos de los empleados.

Este día el impresentable Gabino Cué Monteagudo enviará su Sexto y último Informe de Gobierno a la recién estrenada LXIII Legislatura, donde además de cifras alegres y falsas, habla bondades del Oaxaca próspero que logró en esta administración.

Lo correcto sería que los diputados y diputadas le exigieran cuentas, lo llamaran a comparecer antes de que se vaya y le iniciaran juicio político, en la exigencia de que devuelva todo lo que se llevó junto con sus funcionarios públicamente reconocidos como Alberto Vargas Varela, Germán Tenorio Vasconcelos, Netzahualcóyotl Salvatierra, José Manuel Guzmán Avendaño y por supuesto el principal artífice de la red de corrupción Jorge Castillo Díaz.

Esperemos que el gobernador electo Alejandro Murat Hinojosa se decida a dar el golpe de timón, el saqueo a Oaxaca no puede ni debe quedar impune. ¡Oaxaca exige justicia!

¡Oaxaca exige justicia! SALEN MÁS DENUNCIAS CONTRA FAMILIA ESPINOSA EN COBAO Pero qué bonita familia. Algunos directores y subdirectores de planteles del COBAO en la región Costa y el Istmo, nos escribieron para abundar en la denuncia publicada en este espacio sobre las cuotas que les exigen pagar para celebrar el cumpleaños del ex director Germán Espinosa Santibañez.

Pues bien. Que también el actual director Rogelio Cadena Espinosa, tío de Germán, exige a los trabajadores que se mochen con el apoyo para su fiesta y ha sido el modus operandi durante estos largos seis años en que la administración de dicha institución ha estado a cargo de la familia Espinosa.

Y también les exigen estar en el cumpleaños de Cadena Espinosa, sin tomar en cuenta que ellos ya depositaron su cuota de $2000.00 y es lesivo para su economía estar pagando pasaje para trasladarse a la ciudad de Oaxaca, además de pago de hospedaje y alimentación que tienen que poner de su bolsa.

Y entre otras cosas sobre el mal manejo de recursos que se sigue operando en la Dirección General del COBAO, también reportan que hay una prestación de piezas dentales y de lentes que no se les está pagando a los trabajadores cuando ya metieron la factura para que salga el recurso.

La autoridad administrativa supuestamente ha interpuesto denuncias penales y administrativas según por fraude genérico, pero no hay respuesta a los empleados que requieren de este servicio, el apoyo de piezas dentales e por $10,000.00 y el de lentes de $5000.00 pero los trabajadores se quedaron sin este beneficio.

Lamentablemente, señalan, el dirigente del Sindicato Único de Trabajadores del COBAO, Runo Olea González ha sido cómplice en todas las anomalías cometidas por la Dirección General, y no defiende los derechos laborales y sindicales de los trabajadores, por el contrario, si puede los aplasta.

El problema con los trabajadores de COABO, tanto sindicalizados como de confianza, es que no se han organizado para presentar sus denuncias, se mantienen temerosos de las represalias y ello ha permitido que quienes dirigen esa institución pisoteen sus derechos.

Desafortunadamente ha sido un gremio sindical bastante oficial, y mientras no levanten la voz, van a seguir los abusos.

También te puede interesar: http://www.estado20.com/ladeocho/general/979-secretaria-del-trabajo-corrupcion-y-arbitrariedades.html