Lunes 07 de enero de 2019.- El pasado fin de semana se vivió un auténtico caos en varios estados del país. Filas de hasta dos horas y compras de pánico se pudieron ver en al menos ocho entidades del país que están padeciendo la escasez de gasolina en las estaciones de servicio.

Ante el desabasto de gasolina en Michoacán, revendedores comenzaron a vender el combustible robado hasta 50% más caro que el precio fijado en gasolineras.

El diario Reforma detalla que a la orilla de un expendio de Pemex ubicado en la autopista Guadalajara-Atlacomulco, con dirección a la Ciudad de México, en el Municipio de Zinapécuaro, unas seis personas vendían este domingo en 25 y hasta 30 pesos el litro de combustible, cuando en una gasolinera habría costado entre 19 y 20 pesos.

Reforma asegura que en el lapso en que estuvo observando, una decena de autos -la mayoría con placas capitalinas- hacía fila para cargar combustible en la gasolinera, a unos 200 metros de la caseta de la carretera Morelia-Acámbaro, pero al hallar el establecimiento cerrado por el desabasto, los conductores terminaban comprando a los revendedores.

Uno de los trabajadores de la gasolinera explicó que los revendedores se surtían ahí mismo. Incluso, el mismo personal de la caseta cercana señaló que entre el grupo que vendía el combustible hay personal de gasolineras cerradas.

Los revendedores cuentan con estructuras metálicas blancas que sirven para colocar el garrafón a la altura necesaria para que la gasolina pueda fluir sin problema hacia el tanque de los vehículos a través de una manguera.

Reforma