FRUSTRACIÓN

Un reciente estudio de la Universidad de Texas demostró cómo, al evitar nuestras emociones, en realidad las fortalecemos, aumentando con ello nuestra agresividad . Esto puede generar muchas enfermedades en el cuerpo y en la mente, causando una gran cantidad de problemas de salud.

La supresión de las emociones negativas enfado, tristeza, dolor o frustración se ha asociado con enfermedades cardíacas, trastornos autoinmunitarios, úlceras o problemas gastrointestinales. Otros estudios demuestran que reprimir los sentimientos tiene una correlación con el cortisol alto -la hormona liberada en respuesta al estrés)- y que el cortisol produce menor inmunidad y aumenta los patrones de pensamiento tóxicos. Con el tiempo, el estrés no tratado o reconocido puede llevar a un mayor riesgo de diabetes, problemas con la memoria, agresividad, ansiedad y depresión.

TESTIMONIO

Soy una persona a quien le han sucedido cosas en la vida , que no me han gustado, por lo tanto, nunca me sentí satisfecha al vivirlas; estas situaciones las planeé de una forma y cuando por cualquier circunstancia no salieron tal y como me las había propuesto, llegaron a causarme mucha frustración.

Al casarme, pensé en un matrimonio para toda la vida, rodeado de respeto, amor y comprensión, en donde los dos guiaríamos a nuestros hijos, siempre ayudándonos y no fue así; de repente me vi entre pleitos, celos, humillaciones y enfrentando una separación, debido a que mi esposo y yo no podíamos amoldar nuestras formas de pensar, nuestras actitudes y así vivir bien.

Los niños iban creciendo y viviendo en medio de nuestras faltas de respeto, discusiones y gritos; fue entonces cuando me di cuenta que la vida que les dábamos no era adecuada y decidí separarme, con mucho dolor porque era muy difícil aceptar lo que estaba viviendo.

En algún momento me di cuenta que estaba sola, enfrentándome a la vida con tres hijos; entonces sentí miedo, enfado, cansancio, tristeza, hasta deseos de morirme; me sentía fracasada.

Otra situación que tampoco me gustó fue en el ámbito laboral, ya que mis deseos eran estudiar una profesión que sólo podía hacer en la ciudad, como para mí era muy difícil estar entre mucha gente, no pude realizarla. Posteriormente, me refugié en un internado donde prácticamente me encerré hasta terminar una carrera que no deseé, ni en sueños, pero tuve que estudiarla y ejercerla.

Cuando desempeñaba mi trabajo, renegaba de él, porque se me hacía muy rutinario; me causaba desesperación y coraje; no rendía en mis labores, siempre andaba de mal humor y a veces, hasta me enfermaba; fue precisamente por mis padecimientos, tales como: mareos, presión (a veces alta y otras baja), insomnio, dolor de cabeza, miedos, que en mi trabajo ya no me aguantaban.

Fue ahí donde me hablaron de la existencia del MOVIMIENTO BUENA VOLUNTAD 24 HRS. DE NEURÓTICOS ANÓNIMOS y decidí llegar a él. Al empezar a practicar la terapia sentí un gran alivio porque dejé de sentir los malestares físicos y todo tipo de enfermedades que padecía; empecé a darme cuenta de mi situación y de que había cosas que tenía que cambiar y otras, que necesitaba aceptar.

Puedo decir ahora que me siento muy a gusto en mi trabajo, hasta logros he tenido; la vida familiar con mis hijos la disfruto, sobretodo, al verlos crecer y desarrollarse en cada uno de sus planes de vida. Le he encontrado el “sabor a la vida” y estoy agradecida por eso.

ORREO ELCTRONICO:  

www.neuroticosanónimosbvoax.org.mx 

 PAGINA WEB:  

www.neuroticosanonimosbvoax.org.mx 

 SERVICIOS GRATUITOS:  

  • SERVICIO TELEFONICO 
  • GUARDERIA 
  • CASA-HOGAR 
  • VISITAS DOMICILIARIAS
  • NEUR-A-TEEN 
  • JUNTAS A INSTITUCIONES