* Los escándalos nacionales por el nepotismo y futurismo, impuesto por el senador Salomón Jara alcanzan tal magnitud que no solo dañan la imagen del Presidente López Obrador, sino que hunden a la Cuarta Transformación en Oaxaca.

* Jara exigió al Gobierno de Oaxaca etiquetar 2,500 millones de pesos del presupuesto 2019. Alejandro Murat habló con López Obrador que era imposible y éste le manifestó que no se preocupara y dijo a Salomón que se dejara de “chantajes”.

Ante la incongruencia, farsa y corrupción de la mayoría de izquierdistas de Morena, podemos parodiar a Sor Juana y decir, morenistas necios que acusáis a los demás sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis.

Hemos escrito que en el último medio siglo, la oposición de izquierda y derecha, criticó severamente la improvisación en los gobiernos priistas. Sin embargo, cuando fueron gobierno, incurrieron en el mismo pecado político y social.

Hoy, el mayor ejemplo es el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. La ineficiencia e ineficacia de sus colaboradores, traducida en ineptitud, ha metido a México en una espiral de serios y graves problemas.

Primeramente, fue la incertidumbre financiera por el disparo del tipo de cambio frente al dólar, la fuga de capitales y la multimillonaria afectación del capital de las Afores, invertido en la construcción del Nuevo Aeropuerto.

A la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional ha seguido la crisis en el abasto de gasolina y diésel, que mantiene paralizadas a las ciudades de ocho estados del Centro y del Bajío, el Estado y la propia Ciudad de México.

En Oaxaca, los representantes populares federales y locales, no cantan mal las rancheras. La imposición de servidores públicos ineptos por improvisados, frena y sabotea la Cuarta Transformación de México.

Al ya de suyo grave vicio de la ineptitud por improvisación, se han venido a sumar peores prácticas de las que Andrés Manuel López Obrador y sus seguidores acusaron a los corruptos del nuevo PRI, el nepotismo y la ambición futurista desmedida.

Los escándalos nacionales por el nepotismo y futurismo, impuesto por el senador Salomón Jara Cruz alcanzan tal magnitud que no solo dañan la imagen del Presidente López Obrador, sino que hunden a la Cuarta Transformación en Oaxaca.

El caso más sonado por reciente ha sido la imposición de la jovencita Bxido Xhishe Jara Bolaños, hija de Salomón Jara Cruz -orgullo de su nepotismo-, como Coordinadora Estatal para la Pacificación en Oaxaca.

Los asesinatos del Presidente y Síndico Municipal de Tlaxiaco, y el atentado del activista del Movimiento de Regeneración Nacional en Putla Villa de Guerrero, se llevaron entre las patas a Bxido Xhishe Jara Bolaños.

La muerte del militante del Partido Unidad Popular (PUP) en San Pedro Tututepec, también pasó la factura a la representante del Gobierno Federal en Oaxaca en materia de seguridad al convertirla en víctima política.

No obstante este grave yerro, dada su genial perversidad, el vocero del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado, maniobró hábilmente para mantener en poder de su tribu la Coordinación Estatal para la Pacificación en Oaxaca.

Después de utilizar a su propia hija para apoderarse de esa representación federal, ahora, usa a la ex diputada federal, Natalia Karina Barón Ortiz, para imponerla como Coordinadora Estatal para la Pacificación en Oaxaca.

Aun cuando mantiene en poder de su tribu a la representante del Gobierno Federal en Oaxaca en materia de seguridad, quiérase o no, la destitución de su hija Bxido Xhishe representa un severo revés a Salomón Jara, que frenará su candidatura a la gobernación.

El mundo se le vino encima al senador Salomón Jara Cruz por insistir en el escandaloso nepotismo que impone en las representaciones del Gobierno Federal en Oaxaca, así como de sus incondicionales abusando de la confianza presidencial.

El primer gran escándalo, se dio al pretender curarse en salud al culpar junto con Tatiana Clouthier y Yeidckol Polevnsky al gobernador Alejandro Murat de los asesinatos de morenistas por la creciente inseguridad y violencia en Oaxaca.
La diputada federal y la dirigente nacional del Movimiento de Regeneración Nacional pasaron por alto que la hija de Salomón, Bxido Xhishe Jara Bolaños, era la Coordinadora Estatal para la Pacificación en Oaxaca.

El desbarre de Salomón obligó a la destitución de Bxido Xhishe Jara Bolaños como representante federal en materia de seguridad y a la imposición de la ex diputada federal Karina Barón Ortiz, para no perder esa posición en el Estado.
Ahora, el nuevo escándalo nacional por el nepotismo de Jara Cruz, se da por la imposición como delegada del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Juana Morales Sánchez, hermana de su incondicional Rey Morales Sánchez.

Las severas críticas contra el vocero del Senado de la República se dan por la improvisación y falta de experiencia en la imposición de su hija Bxido Jara Bolaños y de Natalia Karina Barón Ortiz como Coordinadora Estatal para la Pacificación en Oaxaca.

El mismo fundamento tiene el cuestionamiento contra la imposición de Juana Hortensia Morales Sánchez al carecer del perfil profesional para desempeñarse como delegada del IMSS, pues no es médico, sino licenciada en administración de empresas.
María de los Ángeles Nivón publicó: “Así como en el otrora partidazo de los dinosaurios en Oaxaca hay desde ahora una tempranera calentura por la sucesión en el 2022, también en el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) no cantan mal las rancheras, cuyo “cacique” Salomón Jara Cruz se ha ganado enemistades ya con varios grupos al interior, incluso con diputados federales y locales de su propio partido”.

“Y les cuento, narra, lo que ocurrió en la reciente visita que hizo López Obrador a la entidad, donde recordarán que se reunió primero con el Gobernador Alejandro Murat Hinojosa, quien le habría informado al Presidente que su Gobierno estaba en la mejor disposición de apoyarlo en sus proyectos y que, incluso, estaba muy entusiasmado por el respaldo a los estados del sur”.
“Pero que para el Gobierno de Oaxaca le era imposible etiquetar 2,500 millones de pesos del presupuesto 2019, como lo había solicitado el senador Salomón Jara Cruz y que incluso en una actitud de buena voluntad, podrían revisar que fuera quizás unos 200 millones, pero esa cantidad que pedía no le era posible”.

“López Obrador respondió que no se preocupara, que hablaría con el Senador y en el evento en la comunidad de Analco, luego de bajar de su vehículo, el Presidente platicó con Jara Cruz a quien le dijo que el presupuesto de Oaxaca saldría como lo había propuesto el Gobernador y que se dejara de “chantajes”, puntualiza en su columna Primera Línea.

“Días posteriores, efectivamente al presupuesto de Oaxaca no le movieron ni una sola coma, es más, las y los diputados morenistas lo sacaron por unanimidad de votos, y no hicieron un solo pronunciamiento en contra”. Un rotundo revés más al senador Salomón Jara Cruz.

alfred[email protected]
[email protected]
@efektoaguila