Miércoles 16 de enero de 2019.- Esta mañana la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se reunió con los gobernadores de Jalisco, Hidalgo, Michoacán, Estado de México, Guanajuato y Querétaro, para explicarles la estrategia del gobierno federal contra el robo de combustible y el sistema de abasto por pipas implementado tras el cierre de algunos ductos.

Tras el encuentro, en conferencia de prensa, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y mandatarios estatales expresaron que fue una reunión productiva en la que se aclararon dudas en torno al abastecimiento de gasolinas en las entidades.

Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, dijo que se suman al combate al robo de combustible, pero también requieren que se reabra el ducto Salamanca-Guadalajara.

“Agradezco la disposición y la compresión de la secretaria de Energía y también del equipo de Pemex, en sentido de que, aunque entendemos la necesidad de establecer un nuevo mecanismo de distribución de gasolina en el país, tarea a la que nos sumamos incondicionalmente para trabajarla juntos, también requerimos normalizar la situación de la apertura del ducto Salamanca-Guadalajara, de lo contrario me parece imposible por ahora lograr este propósito”, dijo.

Diego Sinhue, gobernador de Guanajuato, coincidió con Alfaro en apoyar a la estrategia, pero “al final, creo que los ductos es la solución para este desabasto.

Estaremos colaborando con el gobierno federal para que se pueda dar este abasto de ductos y ferrotanques”. Expresó su respaldo a “esta lucha para poder ayudar al presidente en este combate, pero también exigimos el pronto abastecimiento de nuestras gasolineras”.

Sinhue exhortó al Congreso de la Unión a aprobar la reforma para que el huachicoleo sea delito grave.

Sánchez Cordero coincidió con el gobernador de Guanajuato y pidió el apoyo a los congresos federal y a los estatales para aprobar la reforma que permita que los huachicoleros detenidos enfrenten su juicio en prisión preventiva y no en libertad.

“Requerimos, y desde aquí hago un llamado a todas las fuerzas en el Congreso federal, y como es modificación constitucional, en los congresos de los estados, para que nos apoyen para que robo de combustible sea un delito grave y no tengamos una puerta giratoria en los reclusorios y no podamos debidamente judicializar estos delitos que han sido un cáncer, un flagelo para nuestro país”, dijo.

Milenio