Miércoles 16 de enero de 2019.- La primera ministra británica, Theresa May, sobrevivió a un voto de no confianza en el Parlamento sobre su mandato por un pequeño margen de 325 a 306 votos.

El líder del partido de la oposición, Jeremy Corbyn, presentó la moción el martes después de la histórica derrota de May en el Parlamento por su acuerdo de brexit.

No obstante, el camino al brexit aún es incierto.

Los líderes de los partidos de la oposición británica dicen que no se reunirán con la primera ministra Theresa May sobre el brexit hasta que ella ceda en algunas de sus llamadas líneas rojas, incluida la posibilidad de no aceptar un escenario de acuerdo. May había invitado a los líderes a las conversaciones multipartidistas sobre una manera de avanzar en el brexit después de que ganó por poco el voto de confianza en el Parlamento. Pero el líder laborista, Jeremy Corbyn, dijo: “Antes de que pueda haber discusiones positivas sobre el camino a seguir, el Gobierno debe eliminar claramente, de una vez por todas, la posibilidad de la catástrofe de un brexit sin acuerdo de la UE, y todo el caos que vendría como resultado de eso”.

El líder de los demócratas liberales dijo que no entablará discusiones hasta que se presente la posibilidad de extender el Artículo 50 más allá del plazo de marzo, un segundo referéndum y una garantía de no negociar.

Mientras el opositor Partido Laborista sigue oficialmente comprometido a cumplir con el brexit, el apoyo al segundo referéndum ha crecido dentro del partido, y hay altos cargos que indican que apoyarían una nueva votación si no se puede forzar una elección general.

Sobre todo esto se cierne el 29 de marzo, la fecha en que el Reino Unido debe abandonar la Unión Europea, actualmente sin ningún tipo de acuerdo establecido para hacerlo. Los expertos advirtieron que un brexit sin acuerdo podría generar caos en los viajes, escasez de alimentos y una recesión económica catastrófica.

CNN