Viernes 18 de enero de 2019.- De acuerdo con una investigación de Animal Político cuentas del sureste de Asia interactúan de manera altamente sospechosa en Facebook con páginas del gobierno de Oaxaca. El principal beneficiario de esta actividad es Alejandro Murat Hinojosa, gobernador de la entidad.

“Estas reacciones sospechosas se pueden encontrar en la página oficial de Murat del gobierno estatal y en la página de Guelaguetza, creada para promover el festival tradicional indígena de Guelaguetza, que se celebra en la ciudad de Oaxaca cada mes de julio”.

Aunque los “hallazgos no determinan que los “likes” surasiáticos hayan sido financiados con dinero de contribuyentes mexicanos, ni que las autoridades gubernamentales sean responsables de su presencia. El suceso debería ser investigado cuidadosamente por las autoridades mexicanas, los medios de comunicación, y la sociedad civil”, señala la investigación.

Los Datos:

  • La alta tasa de participación surasiárica en el contenido político mexicano es inusual.
  • El número de “likes” recibido no es proporcional al número obtenido por las otras opciones de reacción.
  • El alto volumen de “likes” en esta publicación del gobernador Murat (archivada en septiembre 29, 2018).

La investigación también señala que existen patrones de interacción similares en las publicaciones en Facebook de aliados cercanos de Murat, incluyendo las de su esposa, Ivette Moran de Murat, y las de su ex secretario personal y senador electo de Oaxaca, Raúl Bolaños Cacho Cué.

Hace unos días el congreso local aprobó a la Coordinación General de Comunicación Social y Vocería del Gobierno del Estado la cantidad de 268 millones 899 mil 042 pesos para este 2019 destinados en promover justamente la imagen de Alejandro Murat Hinojosa.

La imagen del Gobernador oaxaqueño ha quedado mal parada en diversas ocasiones; un  ejemplo fue la gran cantidad de rechiflas y palabras de descontento que recibió cuando Murat Hinojosa dirigía su discurso ante la presencia del presidente Andrés Manuel López Obardor. Tampoco se puede dejar de lado su deshonrosa posición numero 3 en el ranking de los peores gobernadores del país.

Al parecer el gobernador quiere subir sus bonos, generando la percepción de aprobación general en las redes sociales, con un poco de ayuda artificial o tal vez no sea ese el principal objetivo de su administración.

Algunos conocedores del tema opinan que pudiera ser un mecanismo de lavado de dinero. ¿Usted que cree?

Redacción