La semana inició con el primer paro nacional laboral en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador, después de que trabajadores sindicalizados de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semartnat) suspendieran labores y bloquearan las instalaciones centrales de la dependencia en la Ciudad de México y replicaran la acción en las sedes de Jalisco, Nuevo León, Oaxaca, Tabasco y Guanajuato, entre otras. Como en otras dependencias, los trabajadores y extrabajadores se manifiestan en contra de los despidos masivos y sobre todo por las condiciones en que se han dado los mismos, denunciando que no están ocurriendo conforme a la ley, violentando los derechos laborales, además de que exigen mejorar las condiciones generales de trabajo. Lo que más debería de preocupar al Gobierno es que las protestas ya no solo vienen de las personas que perdieron su trabajo, sino que poco a poco parece que el resto de los trabajadores se están solidarizando. ¿Seguirán su ejemplo otras dependencias que también han resultado afectadas por las medidas de austeridad?

MUCHO RUIDO DE BARTLETT
El director de la Comisión Federal de Electricidad Manuel Bartlett tuvo para dar y repartir durante la conferencia de prensa de ayer por la mañana en Palacio Nacional. El exsecretario de Gobernación de Miguel de la Madrid arremetió en contra de exdirectores de la empresa productiva del Estado, contra expresidentes, contra empresarios, contra exfuncionarios federales a quienes responsabilizó en mayor o menor medida del ‘desmantelamiento’ de CFE, y si no citó a más ‘culpables’ seguramente fue porque el tiempo no se lo permitió. Llama la atención, por un lado, que no es el primer anuncio de este tipo por parte del Gobierno federal, pero hasta el momento, no se sabe de una investigación formal en curso en contra de nadie, sino únicamente ha sido el señalamiento mediático. Y en segundo lugar, Bartlett no mencionó para nada al líder del Suterm Víctor Fuentes. ¿Será que la omisión fue deliberada? ¿O a Bartlett simplemente se le olvidó?

ENTREGADOS A LA 4T
Nos comentan que entre los miles de priistas y simpatizantes tricolor en los estados de Sinaloa, Zacatecas, Oaxaca y Colima el sonrojo por ver la postura de sus mandatarios estatales ante el presidente de la República ya llegó a la vergüenza. Y es que no es para menos, al observar como Quirino Ordaz, Alejandro Tello, Alejandro Murat e Ignacio Peralta no solo aparentan entregados a la llamada ‘Cuarta Transformación’, sino que parecen renegar de los valores priistas y sobre todo de las formas de hacer política muy distintas a las trazadas por el jefe del Ejecutivo federal y el partido gobernante. Y una frase muy recurrente para intentar justificarlos es ‘así tendrán la conciencia’.

Reporte Índigo