Ernesto Rojas Ayuzo.

Lunes 15 de abril de 2019.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dio a conocer en el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria que en Oaxaca los penales se encuentran sobrepoblados y no cumplen con la función de garantizar la reinserción social, además de que en ellos existe extorsión, sobornos y actividades ilícitas al interior.

El penal de Ixcotel es uno de los peor calificados en el estado, obteniendo una calificación de 5.52, con una capacidad para 850 personas cuenta con una sobrepoblación de 899 reclusos, lo que genera estrés y riñas constantes al interior.

El centro penitenciario de Tehuantepec con una capacidad para 300 privados de su libertad cuenta con 354, de igual manera el reclusorio de Miahuatlán con una capacidad para albergar a 520 reos cuenta con 526 en sus instalaciones.

Dentro de las observaciones que se realizaron a las autoridades penitenciarias destacan el hacinamiento, la sobrepoblación, deficiencias en los servicios de salud, abandono por parte de autoridades a sus funciones, deficientes condiciones de higiene en instalaciones, cocina, comedores y áreas generales.

Concepción Tovar Monreal quien es la Subsecretaria de Reinserción Social en Oaxaca, es originaria de San Luis Potosí y durante su gestión al frente de la misma dependencia en ese estado, registró al menos 10 motines donde hubo muertos y heridos, también se reportaron durante su administración ejecutados, “suicidios” y linchamientos en distintos penales de ese estado.