Lunes 15 de abril de 2019.-  En las últimas 24 horas, los sistemas de monitoreo del volcán Popocatépetl identificaron 41 exhalaciones acompañadas de vapor de agua, gas y ligeras cantidades de ceniza que los vientos dispersaron de manera preferencial al Este-Noreste.

Según el reporte del Cenapred se registró un evento volcanotectónico, a las 2:42 horas con magnitud de 2.8, así como 214 minutos de tremor. Durante la noche se observó poca incandescencia al momento de algunas exhalaciones.

Al momento de este reporte se observa una emisión constante de vapor de agua, gases volcánicos y ligeras cantidades de ceniza, que los vientos dispersan al Este.

El día 8 de abril, con apoyo de la Policía Federal (PF), expertos del Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) y del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se realizó un vuelo de reconocimiento de las condiciones del cráter del Popocatépetl.

Durante el sobrevuelo no se pudo corroborar ni descartar la presencia de un nuevo domo de lava debido a la intensa nubosidad, además de una alta emisión de vapor y gases en la zona del cráter, sin embargo, el monitoreo del volcán Popocatépetl se realiza de forma continua las 24 horas. Cualquier cambio en la actividad será reportado oportunamente.

Cabe subrayar que, del 1 de diciembre de 2018, a la fecha se han realizado nueve sobrevuelos, permitiendo obtener datos más precisos y oportunos del volcán.

La determinación de llevar a cabo el sobrevuelo resultó del análisis de riesgo que se realizó, previamente, para determinar las condiciones de seguridad para la tripulación. Es decir, mediante el análisis de los vídeos de las explosiones se determinó que los fragmentos balísticos alcanzan alturas de entre 500 m y un kilómetro en aproximadamente 8 a 10 segundos, y su alcance horizontal es de 1 a 3 km. Por ello, el vuelo se realiza a los 20 mil pies (cerca de 6,100 metros de altitud) o sea, a más de un kilómetro sobre el piso del cráter, y de manera oblicua para no estar directamente sobre el cráter.

El Cenapred mantiene el exhorto a no acercarse al volcán y sobre todo al cráter, por el peligro que implica la caída de fragmentos balísticos y en caso de lluvias fuertes alejarse de los fondos de barrancas por el peligro de flujos de lodo y escombro.

El Semáforo de Alerta Volcánica del Popocatépetl se encuentra en amarillo fase 3.

La Jornada de Oriente