Alejandro Figueroa, exsecretario particular del entonces gobernador Ulises Ruiz Ortiz, fue implicado en el homicidio del entrenador de futbol, Jonathan J. S., de acuerdo con la carpeta de investigación 555/2019 de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca.

Según las indagatorias, una de las líneas de investigación en este crimen está relacionado a “disputas” por temas de outsourcing – práctica empresarial dedicada a la subcontratación de personas o servicios.

A partir de los reportes oficiales, los atacantes dispararon a quemarropa contra la víctima, dejándole dos heridas a la altura del tórax, y otras dos más en la pierna izquierda, por lo cual fue trasladado inmediatamente a un hospital de la ciudad.

Uno de los imputados por este crimen es el empresario Daniel O. A., con quien presuntamente tenía “rencillas deportivas”. De acuerdo con una de las personas que se le acercó a la víctima, éste lo señaló como uno de los autores de la agresión.

La carpeta de investigación señala que los testigos cayeron en contradicciones. Además de que el imputado se encontraba a unos 40 minutos del lugar donde ocurrieron los hechos – en un partido de futbol de sus hijos – , a la hora en que esto sucedió.

A partir de ello, se señala que el testigo César Romario Frías Velázquez ha sido acusado de recibir soborno para “ofrecer dinero y amenazar a un médico, con la finalidad de declarar que vio cuando Daniel O. A disparó a la víctima, para así desubicar a quien sí señalaron las redes y los medios de comunicación en el momento del homicidio”.

El Universal