Connect with us

Columna

“El Ahuate”: Las mentiras y el cinismo de Murat durante su tercer informe de gobierno.

Published

on

Las mentiras, el cinismo y la risa burlona, fue lo más destacable de Alejandro Murat en este tercer informe de gobierno, donde sus cifras alegres no cuadran con los reportes de organismos internacionales, que indican que hay mayor desempleo, incremento en feminicidios y violencia, mayor rezago social y falta de obra en el estado, sin embargo el discurso oficial del mexiquense indica que “vamos por la ruta correcta”.

Alejandro Murat llegó a ser considerado el “milagro oaxaqueño”, un jóven carismático guapo y estudiado para algunos, que aunque no había vivido en Oaxaca, podría sacar adelante el compromiso adquirido, con ayuda de su padre y sus “aliados”, sin embargo a tres años de su gobierno, las cifras empiezan a encender las alertas de rezago en la entidad oaxaqueña.

Primero llenó con mexiquenses su gabinete, llegaron a la entidad jóvenes que al igual que él, tampoco conocían Oaxaca, sus conflictos y costumbres, habían dado el gran salto en sus vidas políticas, procedentes de desfalcar al INFONAVIT llegaron ahora para saquear Oaxaca.

A tres años de su gobierno se pueden ver dependencias a la deriva, subejercicios millonarios por la falta de conocimiento para aplicar los recursos, falta de obra pública, desvío de dinero del erario señalado por la Auditoría Superior de la Federación y una gran inseguridad, que ha costado la vida a más de tres mil oaxaqueños durante este primer trienio.

Es tal la corrupción que impera en Oaxaca, que Santiago Nieto titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, durante su última visita a la entidad, confirmó que hay investigaciones en proceso contra exfuncionarios y funcionarios de la actual administración, por peculado y lavado de dinero.

Durante su discurso y como una forma de justificar los pésimos resultados de su gobierno, Alejandro Murat  dijo “En política los datos no importan, por que son abstracciones” y es obvia esa frase cuando los datos te indican que vas en picada o llevas al fracaso la entidad que gobiernas.

Algunos datos que no concuerdan con el discurso plagado de mentiras de Alejandro Murat, indican que en Oaxaca la tasa de educación superior es de 21 por ciento, 18 puntos por debajo de la media nacional y por debajo de estados como Guerrero y Chiapas de acuerdo con la ANUIES.

En Oaxaca, 48% de las empresas existentes enfrentaron actos de corrupción al interactuar con el gobierno del estado en estos tres años de gobierno, de acuerdo con cifras de Coparmex.

Según datos magisteriales 232 escuelas siguen en ruinas tras los sismos de hace dos años y más de 4 mil 500 alumnos toman clases bajo árboles, plásticos o lonas, mientras sigue sin conocerse el destino de cientos de millones de pesos destinados a la reconstrucción.

Las cifras de Coneval actualizadas a 2018, dan cuenta de que el 23.3 por ciento de la población de Oaxaca vive en pobreza extrema, mientras el 69 por ciento de la población, tienen un ingreso inferior a la línea de pobreza y el 27.9 por ciento de la población, están en situación de carencia social por falta de acceso a la alimentación.

En materia de seguridad, según cifras oficiales de la federación, ubica al estado en el lugar 16 y no en el 10 como ha pretendido el mandatario oaxaqueño engañar a la ciudadanía, con un discurso hueco y poco apegado a la realidad.

Alejandro Murat es investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera, ya que cuando estuvo al frente del INFONAVIT, desfalcó la dependencia, junto con la gente que hoy le ayuda a gobernar Oaxaca.

En los años restantes, intentará a “tambor batiente” sacar a flote el barco que se hunde, a inicio del 2020 llevará a cabo cambios en la mayor parte del gabinete, sin embargo, la entrega recepción y una elección en puerta, le ata de manos para ejercer los recursos destinados por la federación al estado, recursos que serán destinados a la compra de votos, láminas y despensas intentando con ello, dejar a un sucesor que cubra la estela de corrupción y saqueo a su paso por Oaxaca.

Continue Reading

Columna

El Ahuate

Published

on

By

La improvisación de funcionarios en el gabinete de Alejandro Murat ha dejado huérfanos, mujeres sin esposos, madres sin hijos y a los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública sin cinco de sus compañeros, todo ello por la falta de inteligencia y el desconocimiento del estado y sus conflictos.

Pese a que el titular de la Secretaría de Seguridad Pública Ernesto Salcedo, proviene del CISEN, dejó en claro que no es lo mismo hacer fichas de políticos y dirigentes sociales, que saber de estrategia y táctica.

Durante muchos años los Coatlanes ha sido tierra de la delincuencia organizada, donde incluso los militares deben solicitar permiso para cruzar por esas tierras, la siembra de amapola y marihuana son la principal actividad económica de la región.

En la época en que Gabino Cué fuera gobernador del estado de Oaxaca, Alberto Esteva entonces secretario de seguridad pública, instruyó para continuar con los trabajos de la supercarretera Oaxaca – Costa, instalar una base de operaciones mixtas en la región de los Coatlanes, esta BOM conformada por elementos de la SEDENA, Policía Estatal y la Fiscalía General del Estado, tardó una semana en bajar sin armamento luego de haber sido retenidos y desarmados por la delincuencia que opera en la zona, en aquellas fechas, Ernesto Salcedo era delegado del CISEN y estuvo sentado en aquella mesa de seguridad que se llevaba a cabo todos los días a cabo a las seis de la mañana en las instalaciones de la SSP de San Bartolo Coyotepec, la desgracia ocurrida esta semana, fue: ¿falta de memoria?, ¿falta de inteligencia? ¿exceso de confianza ? ¿o simplemente acatató el secretario una orden superior de alguien que no tiene conocimiento de lo que ocurre en ese lugar?

Lo que haya sido, definitivamente fue un error de la estrategia y un negro antecedente en el historial del recién nombrado secretario de seguridad pública de Oaxaca, que no lo dejará dormir tranquilo por las noches, sin que le persiga la culpa y el remordimiento de los huérfanos, las viudas y los padres de estos cinco héroes que fueron abatidos en la emboscada de San Vicente Coatlán.

 

San Vicente Coatlán se ha caracterizado por ser una zona violenta, tan sólo en los últimos siete años han muerto 20 personas.

 

8 de noviembre 2019, cinco elementos de la policía estatal.

25 junio 2018 Emigdio López Avendaño  y cuatro personas más cuando hacían campaña para candidatura a diputado local por MORENA.

27 de diciembre 2015 cuatro personas pierden la vida en una emboscada, entre ellos un bebé, cuando viajaban en una camioneta de pasaje.

27 de junio 2012 seis personas mueren en una emboscada a manos de pobladores de Sola de Vega.

Pese a todos estos antecedentes, alguien tomó la equivocada desicion de mandar a siete elementos a realizar recorridos de vigilancia de “rutina” en la zona, en un lugar donde la justicia no ha detenido a una sola persona por los asesinatos anteriormente señalados.

 

¿Rodarán cabezas por estos actos?  o ¿será otro de tantos casos que queden impunes en Oaxaca, donde los amigos del gobernador siguen experimentando en cargos de alta responsabilidad?

 

 

 

 

 

 

Continue Reading

Destacadas